Paradoja analógico/digital

Hace unos días que Kodak anunció que suspendía pagos, en gran medida debido al auge de la fotografía digital. La fotografía analógica, al mismo tiempo que ha notado un bajón importantísimo, ha conseguido conseguir una legión de seguidores militantes, que siguen comprando películas y siguen revelando como siempre, sin saber qué es lo que se van a encontrar. En todo este barullo surgen fenómenos como el de la Lomografía, basado en antiguas cámaras analógicas rusas, sin artificios tecnológicos y que ha ido ampliando su gama de productos hasta, incluso, una cámara de cine. Aunque gran parte de su éxito se basa en su marketing, lo cierto es que el mundo de la Lomografía sigue creciendo y ha hecho que aumente el revelado y la venta de carretes.

También destaca en el mundo de la nostalgia fotográfica el regreso de Polaroid a través de Impossible Project, que ha vuelto a fabricar y comercializar el papel para las cámaras instantáneas y que ha abierto un espacio en el barcelonés barrio del Born.

Lo más llamativo de todo este fenómeno es el increíble aumento del uso de las aplicaciones para teléfono móvil que pretenden dar a las fotografías digitales el aspecto analógico que se consigue con las cámaras de siempre, con las cámaras lomográficas o con las Polaroid. Ahí están éxitos rotundos como Instagram (de momento sólo  para Iphone, próximamente en Windows Phone y algún día en Android), PicYou (también en Iphone), PicPlz para Android y Iphone o Molome para Android, Blackberry y lo que queda de Symbian (Nokia, que se pasa a Windows Phone para casi todos todos sus nuevos smartphones).

Imagen hecha con Molo.me

Fotografía de Instagram

Imagen en Impossible Project.

Be Sociable, Share!

Quizá también te guste / You may also like:



Deja un comentario